Lima, sus baches y mis náuseas

Foto: elcomercio.pe

Foto: elcomercio.pe

De lunes a viernes voy al trabajo en tren, luego en bus. Parada con mi libro abierto en la mano me siento en una cápsula donde no se filtran los empujones, ni las quejas de la gente empujada, ni la música de algunos salvajes que insisten en ignorar la salud auditiva del prójimo. Pensé, feliz, que había superado mi problema de náuseas al leer en los carros hasta que subí a un taxi esta mañana. Mientras más alejado estás de los lugares “fichos” de Lima, las pistas son menos transitables gracias a la imprudencia de conductores/peatones y al dinero que los alcaldes distritales se meten al bolsillo en vez hacer vías decentes. Excepto Castañeda y su gente pues, ellos encontraron la fórmula perfecta para meter la rata y ser reelegidos porque también hacen obras.

La Reforma del Transporte debió iniciar desde abajo: parchando huecos, modernizando semáforos, planteando que en las escuelas se vuelva a enseñar Educación Vial, por ejemplo, ese cursito tan aburrido como necesario para convivir en armonía. (El tema de los métodos educativos es un océano aparte.)

Ay, mi Lima cielo panza de burro, todavía estamos en pañales.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: