Archivo de la categoría: Consejos

Mi TOP 10 literario 2014

La verdad es que esta lista está muy lejos de ser un ranking, son todos los libros que leí este año. No hay orden meritocrático tampoco, están superpuestos de manera cronológica.

Cada uno de estos libros, en diferente medida, tiene un encanto que me mantuvo motivada hasta el final para comprobar si las críticas estaban bien fundadas, para seguir la recomendación de un blog especializado, aprender más sobre el trabajo que vengo realizado, integrar otro clásico en mi bagaje cultural, dejarme llevar por una corazonada, hacerle caso a un prologuista que admiro y comprarle un libro autografiado directamente al autor.

Estos son mis libros favoritos del 2014:

No soy crítica literaria, solo quería dejar por escrito lo feliz que me han hecho estos libros, el aprendizaje que me llevo de cada uno de ellos y el deseo de seguir conociendo el mundo a través de los ojos de gente que admiro.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Odias al mundo porque te eligieron miembro de mesa? Léete esta

jne

Fui presidenta de mesa a los 22 años en la primera y segunda vuelta presidencial. Fue maratónico, mal remunerado (es decir, remunerado con caramelitos de limón), agotador al mango. A cada lado tenía a una amable señora que casi me triplicaba la edad. Ambas respetaron mi labor y me dieron el soporte que necesitaba para organizar bien la mesa y el día. Fuimos las primeras en salir del colegio. Me ayudaron mucho los consejos de mamá que también ha tenido oportunidad de presidir una mesa de votación.

No huyas de tus responsabilidades, no satanices la experiencia. ¿Perderás un domingo de marmoteo? Verdad. ¿Deberían “agradecer” el sacrificio dominical con dinero? Puede ser. Pero recuerda: para que puedas votar en las próximas elecciones, tres personas cuyo tiempo es tan valioso como el tuyo y cuya familia es tan importante como la tuya se tendrán que levantar muy temprano y llegarán tarde a casa por contar los votos que definirán el futuro de la ciudad en la que vives.

Alguien tiene que hacerlo, ¿no? Ojalá no sean solo quienes no puedan pagar la multa.

Etiquetado , , , ,

Por qué no comprarle a tu hijo todas las figuras de un álbum

Imagen

Hoy en el Metropolitano vi a dos niños, hermanos supongo, cada uno con su respectivo álbum semivacío y su bolsa transparente llena de figuras adhesivas Navarrete. Estaban como locos pegando y pegando chueco. Apostaría que les habían comprado el paquete completo de figuras… y me dio mucha pena.

Recordé que cuando era niña, le rogaba a mi mamá (o a mi tía, o a mi abuela) que me dejara acompañarla al mercado y siempre encontraba una manera ingeniosa de pasar por el lado de las librerías y que me comprara unos sobrecitos de figuras. Pocos. A veces uno, a veces tres, a veces me compraba figuras sueltas y yo llevaba mis repetidas para que me las cambiaran. “Yala, yala, nooooooolaaaa. Yala, yala.”

Sigue leyendo

Etiquetado ,

La importancia de gestionar profesionalmente tus redes sociales

Hace 20 años, las primicias eran exclusividad de los periodistas y solo se difundían en medios de comunicación tradicionales. Hoy se necesita un celular con conexión a Internet para crear un viral que será tomado como referencia incluso por los profesionales de la información.

Desde que el uso de Internet empezó a popularizarse, la democratización de la información se ha extendido a todos los estratos sociales. Los llamados ‘periodistas ciudadanos’ crean tendencias, generan sus propios contenidos y cuentan con todas las herramientas para difundirlos.

Sin embargo, es indiscutible que la función mediadora de los medios debe mantenerse firme y adecuarse a los cambios, siendo esta la única manera de sobrevivir en un mundo dominado por comunicadores en potencia armados con smartphones.

Los cambios mencionados no solo han modificado la clásica interacción con los medios tradicionales: han vuelto un trabajo imprescindible el acercamiento tecnológico de los ciudadanos fomentando la competencia y la integración a un mundo de conocimientos en el que deben participar activamente para sobrevivir.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , ,

La robotización humana frente a las facilidades tecnológicas online

Imagen tomada de Facebook

El nobel Mario Vargas Llosa escribió el año pasado para El País de España un artículo de opinión titulado “Más información, menos conocimiento” donde expone los cambios culturales y neurológicos que está experimentando el hombre frente a la imparable robotización humana por Internet.

Vargas Llosa basa su premisa en el polémico libro The Shallows: What the Internet is Doing to Our Brain que el literato Nicholas Carr escribió en su autoexilio tecnológico cuando, asqueado por su alejamiento de los buenos libros y su relación demasiado próxima con las computadoras, decidió abandonar las comodidades urbanas y se internó en una cabaña en las montañas de Colorado.

Antes de salir de Boston, Carr (como tú y como yo) vivía tan pendiente de su vida online que empezó a descuidar su parte intelectual y, lo que es peor, a depender del facilismo de cerebros artificiales como Facebook y Google que corrigen la ortografía y nos recuerdan los cumpleaños, pero que raras veces aportan algo que se aloje en nuestros recuerdos a largo plazo.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

“Si hay un lápiz en tu bolsillo, existe una buena posibilidad de que algún día te sientas tentado a usarlo”

Tenía que compartirlo.

Papel y lápiz, por favor“, por Alberto Salcedo Ramos

I: Me contó Jaime García Márquez que en cierta ocasión iba paseando en coche por el centro de Cartagena con su célebre hermano mayor. De pronto vieron a una mujer bella caminando por el andén. Gabo quiso decirle algo y por eso pidió que el coche se detuviera. Los dos hermanos descendieron raudamente del vehículo. Y entonces, ¡oh, sorpresa!: la mujer ya no se encontraba en el lugar en el cual la habían visto segundos antes. Intrigados, emprendieron un barrido meticuloso por la cuadra, convencidos de que tarde o temprano la hallarían. Pero sus esfuerzos fueron vanos.

A partir de aquel momento Gabo empezó a fantasear con el destino que pudo haber tenido la mujer. Su imaginación delirante tramaba numerosas conjeturas sobre la misteriosa desaparición. Cada vez que se encontraba con Jaime añadía nuevas teorías, nuevos desenlaces posibles. Así, las conversaciones sobre el tema se convertían en un divertimento maravilloso.

Un día sucedió el milagro: Jaime iba caminando por la misma calle del centro de Cartagena cuando vio a la mujer. Habló con ella, le pidió sus datos personales. En seguida buscó un teléfono para llamar a Gabo a su casa de México y darle la buena noticia. La respuesta que recibió desde el otro lado de la línea lo dejó de una sola pieza:

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: