Archivo de la etiqueta: amor

Soy amor. Doy amor.

soy-amor

Foto y lema: Lita Páucar

Ella se fue a vivir a Cusco. Freelea para sustentar sus gastos, pero llena su corazón con un taller altruista dedicado a niñas madres.

Ella es periodista como yo. Con su taller quería lograr que las niñas abrieran su corazón a través de la escritura. La realidad la golpeó.

Muchas de las niñas no han acabado primaria, escribir no era la mejor manera de llegar a ellas. Pensó entonces de qué manera podía conectarlas.

Empezó a estudiar logoterapia y tituló a su taller “Expresión libre”, combinando distintas actividades de autoconocimiento. De esa manera podrá identificar la ayuda que cada una necesita.

Le incomoda la burocracia para conseguir herramientas, así que utilizó sus recursos para comprar los útiles que las niñas necesitan. Hizo mucho más que eso.

En poco tiempo, las niñas le agarraron cariño. La reconocen como guía y la admiran. Saben que ella quiere ayudarlas y se lo agradecen con sinceros abrazos.

Ella quiere ayudarlas así como antes la han ayudado a ella. Se ha dado cuenta de que, al hacerlo, su corazón está más colmado de amor que nunca.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,

Camino a casa

La flaca estaba profundamente dormida, hasta babeaba creo. Veinte años a lo mucho. Su cabeza, apoyada en la ventana de la couster, rebotaba en cada bache y temblaba al compás del motor. Su enamorado la tenía abrazada y la miraba de rato en rato, embobado él. Cuando notó que la chica podía hacerse daño, trató sin éxito de acurrucarla contra su hombro. Duro el sueño de la flaca. El pata estiró su brazo derecho y acomodó su mano entre el vidrio y el cachete de su amada. Incomodísimo la seguía mirando con cara de cojudo, velando su sueño. Media hora en ese plan, pobre brazo. Me bajé del carro y dejé al chico en la misma posición, de todas maneras adormecido. 

Eso es amor, csm.
Etiquetado , ,

La complejidad del amor

amor complejo

El amor es una decisión. Dos personas que pueden vivir perfectamente bien solas, eligen juntar sus vidas porque de esa manera son más felices. Porque se comprenden y complementan, porque comparten metas, porque se respetan y quieren ayudarse mutuamente en el lento camino de sentirse plenas.

La ilusión del amor romántico dura hasta que los problemas a lo largo del tiempo nos obligan a pisar tierra, hasta que los motivos se vuelven obligaciones y las obligaciones se convierten en fastidios. Por eso siempre es saludable recordar que al ser voluntaria la permanencia de alguien a nuestro lado, lo más inteligente es alimentar diariamente ese amor para que no se consuma. Alimentarlo de ambas partes, porque ser ‘pareja’ significa pensar de a dos, en el bienestar mutuo, sin esperar retribución alguna. Con la esperanza inflada se desarrollan las temidas frustraciones que se consolidan cuando algo que esperas nunca llega o llega a destiempo.

Sigue leyendo

Etiquetado
A %d blogueros les gusta esto: